Introducción Ecografía precoz Ecografía morfológica Secuencia ecográfica Eco Doppler y 4D La amniocentesis El corazón fetal
Fecundación, intro La Prueba de Embarazo Semanas 0 a 20 Semanas 21 a 40 El cordón umbilical La placenta Cómo vive mi bebe? Problemas fetales Maduración pulmonar
Medicación segura Evolución sintomática Ganancia de peso Molestias articulares Náuseas y Vómitos La piel de la mamá Sueños de la mamá Flujo vaginal Laboratorio
Control preconcepcional Control prenatal Exposición a toxinas Embarazada de 35 Nutrición y embarazo Sexo y embarazo Ejercicio y embarazo Violencia y embarazo Embarazo adolescente
Aborto y pérdidas Alto riesgo obstétrico Diabetes gestacional Embarazo ectópico Embarazo múltiple Hemorragias tardías Parto prematuro Placenta previa Preeclampsia
Anemia Diabetes mellitus Obesidad y embarazo Hipertensión crónica Hipotiroidismo Várices y hemorroides
Zika Chikungunya VPH y Embarazo Rubéola congénita Toxoplasmosis Infección urinaria La clamidia Sífilis y embarazo Vacunas y Virus
El parto La cesárea Cuidados de la herida El puerperio Anticoncepción Mastitis puerperal La Maternidad Reflexiones postparto Papel del padre
Recién Nacido Lactancia materna Sueño del bebé Piel del bebé Circuncisión Sepsis neonatal El nombre del bebé Seguridad infantil Carácter y crianza Células Madre

exposiciones durante el embarazo

TODA mujer embarazada debe conocer los riesgos y agentes nocivos con los que podría tener contacto, voluntario o involuntario, dentro de su entorno y asesorarse con respecto a la posibilidad de riesgo para ella y/o su bebé.  Hay que evaluar especialmente el ambiente de trabajo y considerar riesgos locales:  por ejemplo, si trabajas en una bomba de gasolina estas en contacto con hidrocarburos y plomo, las maestras de preescolar podrían tener contacto frecuente con enfermedades virales infecto-contagiosas como la Rubéola y lo mismo podría decirse de las maestras de adolescentes en el caso de la Mononucleosis Infecciosa;  las Asistentes Dentales están en contacto con Mercurio y las que trabajan en Radiología están expuestas a Radiaciones Ionizantes; una secretaria podría sufrir trombosis en las piernas por efecto de la posición sentada durante horas y una cocinera podría sufrir de varices y trombosis por estar parada mucho tiempo.  Como ves, casi todas las actividades humanas pueden imponer riesgos, en mayor o menor grado, sobre una mujer embarazada.

Una gran cantidad de agentes...

Exposición a Agentes Biológicos

 I Virus Naturales 

Los virus son organismos inertes que necesitan de otro ser vivo para replicarse y difundirse de un huésped a otro, los más conocidos son los virus respiratorios que se contagian con las secreciones respiratorias; algunos de ellos son francamente respiratorios ya que producen infecciones exclusivamente en los pulmones y bronquios pero hay otros que una vez adquiridos por esa vía van a tener más influencia en órganos como la piel, el sistema linfático, hematológico, hepático, etc.  Los virus están en todas partes y pueden ser transmitidos por personas enfermas o portadoras sanas, de ahí la dificultad en la prevención de las enfermedades que algunos de ellos producen.  La mejor manera de combatirlos es evitando su ingreso al organismo y esto solo se logra mediante las vacunaciones.  Vamos a ver algunas enfermedades virales frecuentes: 

Catarro Común: también llamada Gripe en nuestras latitudes, es una enfermedad viral universal que puede afectar a cualquiera y en cualquier parte del mundo, hay cientos de virus capaces de producir catarro pero usualmente no ocasionan complicaciones maternas y afortunadamente nunca ocasionan problemas fetales del tipo malformación congénita.  Es poco lo que se puede hacer para prevenir un catarro, solo te puedo sugerir que te alejes de aquellas personas “engripadas” con síntomas obvios y evitar los lugares con grandes multitudes (esto es válido para prevenir muchas infecciones). 

Rubéola: ésta es la enfermedad viral más temida por los obstetras y sus pacientes embarazadas, ya que puede ser catastrófica para el bebé.  Este virus productor de la Rubéola (infección usualmente asintomática o con síntomas generales, respiratorios y cutáneos discretos) es capaz de generar grandes estragos en un bebé en desarrollo, especialmente antes de la semana 10 del embarazo. Se adquiere tras el ingreso del virus a través de las vías aéreas del huésped al tener contacto con personas infectadas y sus secreciones respiratorias (tos); en la madre no generará mayores problemas o incluso puede pasar desapercibida pero en el bebé casi con seguridad producirá efectos devastadores sobre múltiples órganos. 

En un buen sistema de salud todas las niñas antes de los 15 años deberían estar vacunadas contra la rubéola y en la población general la mayor parte las mujeres en edad reproductiva o han sido vacunadas o han sufrido la enfermedad de manera natural: esta es la razón por la cual no se ven muchos casos de Rubéola Congénita en recién nacidos. 

Como prevenir la Rubéola: (1) si nunca te han vacunado ¡VACÚNATE! (si no estás embarazada y sabes que no lo estarás en los próximos 1 a 3 meses después de la vacunación); (2) si tienes dudas sobre tu vacunación o de haber sufrido la enfermedad pide una orden para realizarte una serología de Rubéola en sangre y si los resultados sugieren que nunca te ha dado Rubéola y estás embarazada mantente alejada de niños con fiebre y erupciones en la piel.  El mayor riesgo de contagio lo tienen las maestras de Preescolar ya que esta es la población vacunada a virus vivos y que sufre con mayor frecuencia ésta enfermedad. 

Varicela:  también conocida como Lechina, en algunos países latinos, es una enfermedad producida por un virus (Varicela-Zoster) de alta contagiosidad, muy sintomática y fácil de reconocer por fiebre elevada, malestar general y las típicas lesiones vesiculosas cutáneas que “pican” como el demonio.  La enfermedad es tan notable que la manera más económica de prevenirla es salir corriendo cuando vemos a un Niño o Adolescente (o incluso adulto) con los síntomas y signos típicos de la enfermedad si a nosotros no nos ha dado, no estamos seguros o sencillamente tenemos dudas.  Si queremos prevenirla de una manera más científica podemos recurrir a los centros de vacunación para aplicarnos la vacuna específica y ahorrarnos molestias y complicaciones. 

Afortunadamente el virus de la Varicela tiene muy poca afinidad por el feto y los reportes de lesión son limitados y de poca agresividad.  Si la Varicela ocurre días antes del parto hay que tener mucho cuidado ya que esta enfermedad en el recién nacido puede ser muy severa, especialmente a nivel pulmonar. 

Mononucleosis Infecciosa: existen dos virus que la producen, el Citomegalovirus (CMV) y el Ebstein-Barr Virus (EBV), también se la conoce como la “Enfermedad del Beso” ya que es frecuente observarla entre adolescentes cuando inician sus relaciones de pareja y el contacto íntimo con intercambio de fluidos (besos).  Se manifiesta como un catarro, molestias en la garganta y ganglios inflamados pero puede pasar desapercibida en muchos casos.  Aunque su curso es usualmente benigno en el huésped la historia cambia cuando la persona afectada es una mujer embarazada ya que el virus tiene afinidad por tejidos del bebé y puede causar daños irreparables en muchos de ellos.  Ya que el contacto íntimo es la principal forma de contagio se recomienda muy buen aseo personal, evitar contacto íntimo con personas desconocidas y lavado frecuente de manos, en especial, cuando se está a cargo de niños o adolescentes enfermos. 

II Virus Atenuados 

Cuando hablamos de virus atenuados nos referimos a virus de “laboratorio” modificados para la fabricación de Vacunas.  Estos virus, que son los mismos que producen sus enfermedades particulares, han sido “modificados” para que produzcan una infección muy discreta, con muy poca o ninguna enfermedad pero con una intensa respuesta inmunológica que impida una infección natural por el mismo agente “natural” no atenuado. Existe un número cada vez mayor de virus vivos atenuados formando parte de las vacunas de uso frecuente, entre ellas podemos citar las vacunas contra: Rubéola, Varicela, Sarampión, Fiebre Amarilla, Polio. 

En líneas generales, las vacunas a virus vivos están contraindicadas durante el embarazo ya que algunas de ellas tienen la suficiente virulencia residual como para afectar a un feto en desarrollo.  Si te vacunaste con alguna de estas vacunas debes esperar 3 meses antes de salir embarazada; si hubo una vacunación accidental sin saber que estabas embarazada debes acudir a tu obstetra para que te indique si existe algún riesgo (no todas afectan al bebé). Visita el artículo de vacunación inadvertida durante el embarazo 

III Bacterias 

Las bacterias también comparten la ubicuidad de los virus: están en todas partes (incluso en nosotros), pero tienen un comportamiento diferente, menos generalizado y menos agresivo desde un punto de vista fetal.  Aunque una infección bacteriana podría comprometer la vida de la madre o de su bebé el mecanismo es diferente y generalmente más evidente en cuanto a su origen, puerta de entrada al organismo y manifestaciones clínicas.  Además, a diferencia de lo que ocurre con los virus, para las infecciones bacterianas existen excelentes antibióticos que pueden eliminar la mayor parte de las infecciones que producen y una vez curadas no dejan secuelas en el feto ni en la madre.  La prevención de infecciones bacterianas básicamente se basa en la higiene personal y en el frecuente y adecuado lavado de las manos y de todos aquellos alimentos que han de ser consumidos.  Si trabajas en laboratorios ten especial cuidado en el manejo de muestras biológicas y cultivos bacterianos. 

IV Parásitos 

Aunque existen muchos parásitos de importancia solo voy a mencionar al Toxoplasma Gondii, agente causal de la Toxoplasmosis ya que esta es una de las infecciones parasitarias mejor descritas y frecuentemente involucradas en lesiones fetales. 

El Toxoplasma es un parásito de felinos que accidentalmente infecta al ser humano; como el humano no es un huésped adecuado el parásito permanece en nuestros tejidos sin posibilidad de desarrollar la forma infecciosa que se expulse en las heces.  Esta permanencia de la forma intermedia produce reacciones inflamatorias de poca consecuencia en un individuo estructurado pero puede generar severas lesiones en un feto con órganos inmaduros y alta velocidad de desarrollo. 

No hay curación para la toxoplasmosis así, una vez adquirida, vivirá con nosotros el resto de nuestros días pero en realidad no molestará para nada en condiciones normales.  Lo que uno espera como obstetra es que la paciente sea positiva antes del embarazo ya que la infección solo afecta al feto cuando es adquirida por primera vez durante el embarazo especialmente en sus etapas iniciales.  No hay vacunas y el tratamiento es solo parcial 

Prevención: mucha higiene personal. Si eres crónica no pasa nada. Evita el contacto con gatos o sus heces, no descuides el lavado frecuente de las manos y no consumas alimentos crudos, mal cocidos o de dudosa procedencia (comidas en la calle) 

Exposición a Agentes Físico-Químicos

I Agentes Químicos

Café, Té y otras bebidas con cafeina, chocolate: en dosis razonables y relativamente bajas no hay contraindicación del uso de estas bebidas. La recomendación del Colegio Americano es consumir menos de 200 mg de cafeina al día en cualquiera de sus formas. Té (4 tazas): 50 mg. Cafe(1-2 tazas): 50-100 mg. Chocolate: 30 mg. Refrescos: 37 mg. Dosis mayores podrían asociarse a bebés de bajo peso y crecimiento restringido, pero la evidencia es equívoca e inconcluyente (ACOG Committee opinion 2015)

Cigarrillo: el fumar durante el embarazo altera la oxigenación tisular del feto, llena tu organismo de sustancias tóxicas y modifica la irrigación sanguínea del útero gestante. El uso del cigarrillo (aún en la fumadora pasiva) se ha asociado con bebés de bajo peso y prematuridad.  Evita fumar durante el embarazo y usa éste como la perfecta excusa para dejar de hacerlo. Siempre piensa que tu bebé no puede opinar si está de acuerdo con que tu fumes por él; luego, es insensato que lo regañes por fumar cuando tenga 11 años, total, fumaba antes de nacer! Se pueden usar parches de nicotina para lograr la suspensión del hábito. Publicaciones recientes sugieren que el uso de marihuana y tabaco atrofian la corteza cerebral fetal, especialmente de la región cerebral frontal.

Alcohol: las bebidas alcohólicas puede afectar severamente a tu bebé, existe el llamado Síndrome Fetal Alcohólico que se caracteriza por múltiples malformaciones, problemas neurológicos y retardo mental. No le hagas eso a tu bebé.  Como no existe una dosis “segura” de alcohol en el embarazo es mejor no tomarlo.  Recuerda: el egoísmo por un placer momentáneo puede acarrear lesiones permanentes y un futuro de profunda tristeza para ti y sufrimiento en tu hijo por nacer. 

Medicamentos: nunca utilices fármacos sin consultar a tu médico, existe una gran variedad de ellos que podrían afectar a tu bebé. Los "naturales" pueden ser tóxicos y desconocemos que contienen

Toxinas laborales: investiga tu entorno laboral para determinar si estás expuesta a sustancias toxicas como lo son Mercurio, Plomo, Hidrocarburos, etc.  Si existe algún peligro pide cambio de área de trabajo.  Algunas pacientes con trabajos “riesgosos” deben hacerse estudios sanguíneos para conocer su grado de contaminación antes de salir embarazada (evaluación Preconcepcional)

II Agentes Físicos: 

Radiaciones: las fuentes de Rayos X u otras radiaciones ionizantes pueden afectar tu salud y la de tu bebé. Utiliza todas las medidas de Higiene y Seguridad Industrial o pide cambio de sección si trabajas en un medio expuesto.  Si tienes que visitar un Servicio de Radiología notifica al personal sobre tu estado para que tomen las previsiones  pertinentes.  En caso de ser absolutamente necesarios los estudios radiológicos (una fractura, por ejemplo) se pueden llevar a cabo sin peligro fetal ya que los equipos modernos emiten bajas dosis y los radiólogos están muy bien entrenados para estos casos 

Decálogo de la Amargura Fetal o Como Garantizar la Lesión de tu Bebé Mediante Agresiones que Conduzcan de Manera Irremediable Hacia Daños Permanentes

Para muchas mujeres los cuidados hacia el bebé comienzan después de su nacimiento, evitan que lo toquen con las manos sucias, que le fumen en las cercanías, que se moje bajo la lluvia; en fin, evitan cualquier situación que pueda menoscabar la salud de su angelito pero, se preocuparon de cosas parecidas durante su embarazo?  Muchas veces no! Y eso sugiere un gran egoísmo, ignorancia o falta de sentido común.   

I.- Toma Alcohol: de cualquier tipo y sin discriminación. Para que quedarte en casa si puedes salir con tus mejores amigos y tomar todo el alcohol que desees hasta llegar a un coma etílico?  Y que importa si tomo tan solo un poco? Mis amigos dicen que eso no hace daño al bebé (sin embargo algunos de sus hijos repiten interminablemente el Tercer Grado de educación básica). A fin de cuentas el Síndrome Fetal Alcohólico no es frecuente y tampoco es para armar tanto alboroto el tener un bebé con malformaciones cráneo-faciales, que convulsione ocasionalmente y que no llegue muy lejos con su intelecto. 

II.- Fuma todo lo que quieras: no te parece injusto que tu tengas que dejar de fumar solo por el hecho de que estas embarazada?; además, si tu esposo o tus amigas fuman tu también tienes tus derechos, o no?  Tan solo por el hecho de que el peso final de mi hijo va a ser menor a lo esperado o que haya un poco más de riesgo de abortos, prematuridad, o muerte fetal no me parece que sea motivo suficiente para dejar el cigarrillo durante mi embarazo, eso si, cuando haya nacido mi bebé y vengan las visitas (especialmente “esos” amigos de mi esposo) ya saben que esta terminantemente prohibido fumar en mi habitación, Vds. saben, para que el cigarrillo no afecte a mi bebé. 

III.- Usa Cocaína y otras Drogas Ilícitas: total, parece divertido, muchas personas las usan y debe ser bueno porque los narcotraficantes hacen mucho dinero y los drogadictos van a muchas fiestas y a veces tienen el privilegio de visitar la Morgue.  A todas estas, que tiene de malo celebrar mi embarazo con un vuelo alto o una “nota” psicodélica?  Como yo nunca he oído hablar de Preeclampsia, Retardo del Crecimiento Intrauterino, Desprendimiento Prematuro de Placenta, Óbito Fetal u otro de esos términos rimbombantes, seguro eso son inventos y no van conmigo así que con mis vicios no se metan!  

Te gustan las Drogas? Mira sus efectos en la madre (y en el padre...), imagínate como quedará tu bebé!

IV.- Toma cualquier Medicamento: por cualquier razón, cuando quieras y sin preguntar a tu obstetra.  Si tus amigas  o vecinas o cualquier persona de la calle te dice que es lo que debes tomar (sean medicamentos, potingues naturistas o caseros), haz caso, que seguro esas personas saben más que tu médico. Y al bebé?  Tranquila, a ese no le pasa nada! Los casos reportados de abortos, atrofia de miembros, cardiopatías congénitas, muerte fetal in útero o trastornos neurológicos son pura exageración mediática. 

V.- Haz Ejercicios hasta colapsar: que importa que te deshidrates severamente y que toda tu sangre oxigenada nutra a tus músculos y no llegue nada al bebé.  La falta de perfusión uterina y la hipoxia fetal sostenida solo lesionarían el cerebro fetal, alterarían su crecimiento y a veces, solo a veces, podrían matar a ti y/o a tu bebé… gran cosa. Corre 42 kilómetros, levanta pesas de 100 kilos, bucea en las profundidades extremas, haz 3 horas de Aeróbicos seguidas; todo esto especialmente si nunca lo haz hecho, abusa de tu cuerpo! Nadie ha dicho que las fracturas, los traumas abdominales directos o la Aceleración/Desaceleración bruscas tengan algún efecto sobre tu embarazo. No es justo que el embarazo limite tus deseos de tener una figura de Top-Model o de ser la Reina del Deporte-Extremo

VI.- Libérate Sexualmente: el embarazo es el momento propicio para tener múltiples relaciones sexuales con parejas particularmente promiscuas. La Sífilis, la Gonorrea, las Hepatitis B y C, el VPH y el SIDA son solo mitos que no afectan tu salud ni la de tu bebé. Un invento mediático, como muchos otros! 

VII.- Haz Dietas Salvajes: Por que dañar mi Figura que tanto esfuerzo y dietas me ha costado?  Creo que voy a seguir mi dieta y no voy a permitir que mi cuerpo se deforme por el embarazo; incluso, si me pongo gorda mi marido es capaz de buscarse “otra”.  Si, mejor no como nada y me mantengo estupenda! En cuanto al bebé, bueno, ya comerá bien cuando nazca, que importa que le falten uno o dos nutrientes fundamentales durante su desarrollo? O todo lo contrario: 

VIII.- Practica el Pecado de la Gula: se esclava de toda indulgencia en el comer, especialmente si es comida chatarra, toma refrescos, come hamburguesas, papas fritas y todo cuanto pase por tus manos y se anteponga ante tus ojos. Cuál es el problema de aumentar 30 kilos si ya te casaste? Y que importa si tienes un Bebé Macrosómico o a ti te dá Diabetes, Preeclampsia o alguna forma de hipertensión?  Puro cuento! 

IX.- No controles tu Embarazo: a fin de cuentas seguro conoces amigas que no se controlaron y no tuvieron problemas; claro, el niño o la niña no pasó de segundo grado de primaria pero seguramente eso es de familia… además, para que vas a pagar consultas, estudios de laboratorio, Ecos o seguir las indicaciones de un especialista que seguramente no sabe mayor cosa acerca del embarazo humano. Que palabra tan vacía esa de Prevención! 

X.- Olvídate del Sentido Común: tú sabes, ese sentido que te indica de manera instintiva o aprendida que existen situaciones peligrosas o potencialmente dañinas para el individuo; este es el Sentido más difundido en la población mundial, fíjate, nadie se queja de no tenerlo. Sin sentido común tu vida y la de los demás se puede hacer muy pero muy divertida aunque corta, muy corta! 

***

Alcohol durante el embarazo

Quiero terminar con un llamado a tu fibra maternal, a tu instinto ancestral de madre.  Quiero apelar a tu decisión y razones para tener un bebé, tu cumplimiento del designio primordial de la naturaleza, la supervivencia de la Especie Humana y el deseo natural de preservar tu estirpe. Una buena madre no es solo aquella que cuida bien a su hijo, que le baña diariamente y le enseña a cepillarse los dientes, que le cambia sus pañales o le viste o le paga su educación y alimentación, que le lleva al pediatra y se preocupa por su salud; una buena madre comienza a serlo desde el momento en que planifica su embarazo y una vez logrado cuida de su bebé en su etapa más critica y dependiente: la vida intrauterina.

Fumar?

Sé una embarazada Felíz!

feliz

son frecuentes

Las fotocopiadoras, las computadoras, los hornos microondas y los teléfonos celulares no emiten radiaciones ionizantes y se consideran tecnología segura para la mujer embarazada

fc

Te puedes teñir el pelo después de la semana 12 (por seguridad): el contacto es mínimo si lo hacen en la peluquería además, no hay reportes sobre malformaciones atribuibles a los tintes. También puedes pintarte las uñas y depilarte sin riesgo para tu bebé. 

tintes

No todas las sustancias “naturales” son inocuas así que te sugiero que preguntes antes de usar medicamentos “naturistas” y te abstengas de usar aquellos que no tengan estudios que razonablemente avalen su uso en el embarazo.

marihuana

No hay problema en usar anestésicos locales durante tus tratamientos odontológicos 

anestesia

La Vacunas contra la Hepatitis B y el Tétanos son seguras durante el embarazo porque no contienen agentes vivos.

vacunaciones

El tomar sol de manera “razonable” no afecta a tu bebé. Te puedes bañar en piscinas y mar. No debes bucear con tanque.

asoleada

Los Ecosonogramas no implican riesgo fetal (>30 años de uso sin lesiones fetales avalan su seguridad)

ecos

No hay dosis segura de alcohol, evítalo. Una copa de vino en una fiesta no será mayor problema pero no podemos avalar su uso, sé prudente!

alcohol

Puedes comer sushi (pescado crudo a la japonesa) si es un lugar de higiene adecuado, pero lo dejo a tu criterio. Los riesgos son bajos pero existentes, embarazada o no:

Parásitosis, salmonellosis, disenteria, sobredosis de mercurio...

sushi

 

retorna la sensatez

Tu bebé creciendo y tu con estas cosas...

cigarrilo y alcohol

y peores!

Evidentemente todas las normas para amargar al bebé son profundamente peligrosas y parecen exageradas, pero lo cierto es que en casi todos los embarazos uno puede observar la aplicación de una o más de ellas.  Llama mucho la atención el hecho de que la mujer embarazada muchas veces no considera a su bebé (al feto) como una victima de sus excesos o imprudencias y de manera contradictoria, pero milagrosamente, todas las medidas protectivas aparecen como por arte de magia al nacer el bebé (aunque para algunos bebés ya es muy tarde). 

No quiero decir que no sea importante que cuides mucho a tu recién nacido, el punto es que tienes que hacer consciente que tus cuidados deben comenzar aun antes de verlo, deben comenzar antes del nacimiento y mejor aun, debes cuidar a tu hij@ antes de tu embarazo, desde el momento mismo en que consideras la posibilidad de tener un bebé.  Para esto es fundamental cuidarte a ti misma, eliminar vicios, ejercitarte racionalmente, comer de manera balanceada, tener una sexualidad sana, etc. en fin, debes tener una vida equilibrada que te permitirá vivir el mayor número de años de manera saludable y tener bebés sanos que puedan explotar todo su potencial. Considera que las ganancias de la eliminación de los “malos hábitos” no solamente son para el bebé sino también para la madre y su entorno familiar: cualquier cambio positivo que te acerque a una vida más saludable tendrá profundos efectos sobre tu futuro y el de tu familia, así, lo que haces inicialmente por tu bebé te brindará grandes beneficios a ti y a los tuyos.  

El egoísmo es muy peligroso en la reproducción humana y la mujer debe aceptar que el hecho de ser la portadora del útero le hace su vida mucho más difícil que la del hombre; es injusto que la mujer deba hacer todos los esfuerzos y todos los cambios de habito, pero es una realidad irrefutable e irremediable: solo la mujer esta preparada estructuralmente para acoger, desarrollar y permitir el nacimiento de un bebé. 

Nueve meses no son una eternidad y un adecuado sacrificio durante este periodo puede marcar la diferencia entre un hijo sano y productivo o uno enfermo y limitado. Solo imagina tu vida sabiendo que “algo” inadecuado que hiciste durante el embarazo condujo a la lesión cerebral que tu bebé tendría hoy día y que le impide caminar o tener una vida normal: no te sentirías culpable el resto de tu vida? No querrías retroceder en el tiempo y borrar esos fatídicos días en que hiciste ese “algo” inapropiado que afectó a tu bebé, a tu ser más querido?  Este articulo fue escrito para alertar a tiempo sobre esos “algos” en “esos días aciagos” para que nunca ocurran, una manera de evitar que ese mal sueño siga siendo una pesadilla al despertar

Me sentiré complacido si al menos tú entiendes tu importancia como mujer y aceptas tu responsabilidad y los sacrificios maternales, te asumes como dueña de tu destino y aceptas que solo de ti depende en gran parte el futuro de tus hijos: no vas a tener muchos, si acaso los que estos tiempos conceden, uno o dos, pero permite que cada uno de ellos sea el mejor, que sean sanos, productivos y por encima de todo que sean felices.